martes, 6 de diciembre de 2011

" ¡MARAVILLOSSO, MARAVILLOSSO...! "




                             

La semana pasada asistí a una conferencia a la que fui invitada, convencida de que podría estar bien - para variar-  escuchar a alguien que incluía palabras  como “crear” y “esperanza” entre los contenidos de su programa.

Últimamente existe cierta incongruencia entre  el pesimismo que fluye por el aire - no como una tendencia, sino casi como una creencia religiosa - , y la capacidad de disfrute en la gente que observa uno cuando sale a la calle. Se nota, a veces, ante la “falsedad” por mostrar a todo el mundo lo preocupados que estamos  por todo lo que está ocurriendo. Pero ese pesimismo y negatividad nos están llevando a  un catastrofismo que no hace sino propiciar que ocurran hechos como parricidios, enfermedades repentinas y todo un abanico de desgracias que están  relacionadas con la actitud que adoptamos ante la vida.

 Tener buen humor o estar alegre se está convirtiendo casi en un insulto; te expones a ser tachado de frívolo o superficial por el mero hecho de negarte a repetir frases como :“con la que está cayendo”  y sustituirlas por : “lo mejor está por llegar”. No se trata de ser un idealista o un irresponsable, se trata de ser feliz con lo que uno hace, y sobre todo, de ser  práctico:  si no viene lo mejor, al menos habremos disfrutado durante el proceso.

Fue una amiga del ponente quien me invitó a asistir al acto. Además, se tomó la molestia de telefonearle personalmente para advertirle de mi asistencia. Ya en el sitio, me dirigí a él para presentarme. Con el follón que había, recordaba mi nombre (como su amiga le había apuntado por teléfono) y me dedicó los diez minutos previos a su conferencia como si me conociera de toda la vida. Todo un detalle de humildad por parte de alguien tan Brillante como para dejar atrás una trayectoria de dieciocho años, y dedicarse a un Proyecto tan complicado en los tiempos que corren, como es el de “generar esperanza”.

“Gimnasio de ideas”, “osadía”, “creatividad”, “flexibilidad”, “agilidad”, eran algunos de los términos que empleaba durante su disertación, pero lo que me encantaba y flotaba por el ambiente, era su absoluta ausencia de miedo. No sólo creía en lo que estaba diciendo y  en su Proyecto, sino que lo describía con una emoción difícilmente explicable.Recalcaba la importancia de tener  fascinación por todo lo que hacemos y de que el éxito está en el interior de cada uno; que debemos buscar donde otros no lo hacen y cuestionarnos  dónde nos están esperando los logros.  Que dure lo que dure el viaje, debe ser muy placentero, para uno, y para el resto de los acompañantes también.

Mientras mis orejas y  oídos eran todo suyos, mi mente no podía dejar de pensar en mi Proyecto de libro y en que el principal obstáculo que he tenido para continuar hacia adelante ha sido precisamente, el Miedo. A no gustar a todo el mundo, a no ser perfecta, a que no me tomen en serio por utilizar la ironía en algunas ocasiones. Muchos  piensan que el humor reside en la capacidad de burlarse de otro, y,no comprenden que quienes llevan tatuada en su pecho la palabra “Ironía” suele mostrarle al lector en cueros y sin tapujos sus cicatrices más profundas, amén de todas sus imperfecciones, para dejar que el resto del mundo se ría con ellas . Siempre me enamoran las personas con sentido del humor porque ello implica que son capaces de percatarse de ese pequeño matiz.... Miedo de que todos tus espectadores no te griten “¡maravillosso, maravilloso…!, a pesar de que alguien te haya confesado que no ha leído un libro en su vida, y sin embargo, no se ha perdido  ni uno solo de tus artículos. Miedo, a pesar de  que te dan las gracias por hacerles pasar un rato agradable mientras te leen,por hacerles reír.  Con la que está cayendo…


 “ Lo que me llevó a ser cómo fui (como soy) fue el placer de vivir, de soñar que todo puede ser posible, de que soy un magnífico afortunado, de estar implicado en proyectos imposibles sin importarme “,  “Soy orgulloso porque aquí estoy, para que me vean todos, dueño de mi talento”, son pensamientos de Paco Pérez  Valencia.

En esas ensoñaciones me encontraba, cuando una azafata me ofreció sigilosamente un folio para anotar mis datos: nombre y apellidos, ocupación, e-mail y teléfono. Lo primero que hice fue echar un ojo al papel para curiosear acerca de la peña que se había reunido allí. La mayoría, eran empresarios o directores de empresas y, no sé por qué, me vino justo en ese momento a la cabeza el chiste que me contó mi amigo Paco Eldelaberza…

“ Dice que era una una hitana que al marido le toca la lotería y la apunta en un club social. Y está allí una tarde rodeada de ricachonas pijas. "Pues mi marido, dice una, me ha regalado un Mercedes con asientos de cuero, cadena hifi, ordenador y televisión junto al volante que es una monería, y se ha gastado por lo menos doscientos mil euros". Y todas: uy, qué maravilla, qué genial, qué buen gusto. Y la gitana: "maravillosso, maravillossso". Y otra: "Pues a mí el mío me ha regalado un chalet con chimenea termodinámica, jacussí,  y le ha costado el conjunto casi un millón de euros". Y todas: uy, qué barbaridad, cuanto lujo. Y la gitana: "maravilossso, maravillosso. Y una tercera: "Pues a mí mi pichurri me ha obsequiado con un diamante que brilla tanto que se ve hasta en las noches sin luna, y que le ha costado como dos millones de euros". Y todas: "uy, uy, uy, por Dios, Ni Elisabétailor con Richarburton, qué barbaridad, qué lujo, qué despilfarro". Y la gitana,” ende luego, maravillossso, maravilloso”. Y entonces, una de las damas se vuelve a la gitana y le pregunta: "bueno, y a ti tu marido que te ha regalado?". Y salta ella: "Pos a mí ende que la tocao la lotería, que fueron sienes y sienes de milee de leuroo,me ha regalao un curso de dicccsión". Y todas: "Uy, y qué es eso". Y la gitana:
 "Pos mira, enantes yo desía: cocreta, y ahora digo croqueta; en antes desía: fragoneta, y ahora digo furgonettta; y en enantes desía: me suda er coño, y ahora digo:¡¡ maravillosso, maravillossso....!!"



Tomé entonces el bolígrafo para poner mis datos y en el apartado ”ocupación” me definí por primera vez en mi vida como “escritora”, y no como colaboradora de un revista, o una bloguera. Una maravillosa sensación de bienestar se apoderó de mi body, y por primera vez en mucho tiempo no tuve miedo de mi Proyecto. Sentí que si soy capaz de ser feliz con lo que hago y  arrancar cualquier tipo de emoción a una sola persona, cuando me lee, me puedo dar por satisfecha.


Paco Pérez cree que quien cambia la vida de un espectador es capaz de cambiar el mundo entero. Dice, entregado: “ nada está perdido. Hay mucha lucha por la que vivir, mucha urgencia para levantarse cada día.(…) Dueño de mi talento. Sigo vivo.(…) Soy orgulloso porque aquí estoy, para que me vean todos, dueño de mi talento”.

Di que sí,Paco…Desde luego, esta espectadora ha tomado nota, y ha decidido trabajar en todo tipo de situaciones, no sólo cuando no la disturbian “ruidos” que se convierten en obstáculos. Sin duda, lo ideal es trabajar en un entorno cómodo, pero si voy a tener que esperar a que todo esté perfecto para ponerme en marcha, es probable que muera sin conseguir lo que quiero, y , francamente, no estoy dispuesta.

Di que sí Paco…gracias por recordarnos que aún existen especies en peligro de extinción, y, que aunque no se puede complacer a todo el mundo,  si te lanzan un  dardo  que además de veneno trata de inocularte  miedos e inseguridades, nos basta con seguir disfrutando del camino que hemos elegido, seguir como amos de nuestro destino y capitanes de nuestra alma... Y si con eso no fuera suficiente, ya puestos, podemos hacer como la gitana del chiste, y con una sonrisa de oreja o oreja, gritar a los cuatro vientos :   “¡¡maravillossso, maravillosso, maravilloso…!!


En fín, seguiremos...
Os dejo una canción que habla de "Seguir" y de Sueños. Que la difrutéis, sobre todo, con esperanza.







"Hoy sabemos que lo importante es soñar, liberar nuestro inconsciente, el filtro de censura del pensamiento. Creemos que al soñar perdemos un tercio de nuestra vida...Nos equivocamos..."

Amanda Flores










martes, 15 de noviembre de 2011

¡NO ME TOQUES EL PITO, QUE ME IRRITO...!




Por un euro y medio puedes degustar tapa + caña o vino en un pueblo de Málaga. Tapas sensuales y divertidas producto de la imaginación y buen hacer de los 69 restauradores 69, que forman parte de la 3ª Ruta de la Tapa Erótica. “Sin teta no hay tapa”, “Va-sé-to-mía”, “Súper Kiki II”, “El puyaso”, “Senos celestiales” o “Hasta el fondo con ritmo” son algunos de los inventos culinarios que se ofertan en un concurso perfectamente organizado. Al comenzar la “ruta” te entregan un pasaporte. Si lo presentas sellado por diez establecimientos en la oficina municipal de turismo entras en un sorteo de un montón de premios.

Comenzamos en el San Quintín. “33 + 33 y me debes 3” nos pareció la tapa ideal para iniciar nuestra andadura. Cheeto de Matutano ensartado en palillo junto a mejillón apaleado y salpicadura de queso de apenas cuatro milímetros abortaron nuestras expectativas. Casi se nos atraganta el pincho antes de salir pitando por el despecho, y nunca mejor dicho, de la rubia guiri que nos lo sirvió. Para mí que era la primera en no haber probado nunca el “33 + 33 y me debes 3”. Con “La orgía de Colón” el giro fue de 180º. Tapa suave, exquisita presentación y camareros elegantemente uniformados de negro que hacían del restaurante un lugar para quedarse. Y nos quedamos cinco tapas más.
Cuando tratábamos de decidir dónde tomar la sexta, la desinhibición ya había cundido en el grupo. Frente a un bar que ofertaba “El gatillazo”, Lola me relató lo ocurrido con un chico con el que había salido varias veces. El nombre de la tapa sintetizaba bastante bien lo que ocurría en sus encuentros. Ella además de menuda, guapa, inteligente y con empresa propia, es una mujer sensible y educada. Cuando decidió cortar con él se limitó a confesarle con el máximo de delicadeza que no eran compatibles sexualmente. Al poco tiempo se enteró que el “chico” había lanzado contra ella una campaña de descrédito entre sus clientes y conocidos. Además de inventar, para humillarla públicamente, todo tipo de detalles vejatorios y escabrosos. Una joyita.


Entramos en el “Charolais” y pedimos a Floren que nos devorara. Seis vinos de la casa y seis tapas de “Devórame” para continuar la ruta. Delicioso el plato, el local y el trato de Floren.

Le dije a Lola que no se preocupara y le conté que gracias a lo que me dijo mi amigo Paco ( “la brújula de los tíos es la picha…” ) yo había comprendido muchas cosas. La primera es que si se les escacharra la brújula se quedan completamente perdidos.También le conté que tuve una experiencia similar a la de ella con un chico con el que salí. Terminamos como amigos pero jamás le mencioné nada al respecto porque no quería lastimarlo. Al cabo de muchos meses nos reencontramos y comprobé que su problema se había agravado. Le dije muy preocupada y con toda la delicadeza del mundo, que debía ir al médico dado que tenía serios indicios de ser diabético y padecer arteriosclerosis. Él me miró fijamente y respondió con media sonrisa : “Iré al médico”.Con la charla se “animó”, añadiendo que era imposible que él y yo fuéramos pareja por lo incierto de su futuro. Que él era más de carne que de verdura... Para rematar la faena, saltó con que tampoco compartíamos intereses ni éramos políticamente afines. Durante unos instantes me dejó con un bloqueo monumental, llegando a cuestionarme seriamente si mis circunstancias podían suponer tan enorme handicap como él insinuaba. Pero luego me cuestioné si al tener su brújula estropeada, trató de poner una cortina de humo.


Paramos frente al bar Salamanca. “Pasión salvaje” era la tapa estrella. Dos bolitas de marisco con langostino rebozado en medio y una almeja de las gordas al final, salpicado con unos pegotitos de mayonesa. Riquísimo y sugerente. El vino, también. Lola hizo un inciso en la conversación y medio alpistá contó este chiste:


Dice que se encuentra un tío con otro y le pregunta que cómo lleva lo de su desgraciada familia
“Oye, ¿tu mujer te sigue poniendo los cuernos?...¡Ay que ver tu hija meterse a puta!…por no hablar de la cleptomanía de tu madre”. Y el otro se le queda mirando con cara de asco y le suelta. “Tío,¡¡po anda que tú con las gafas!!.


Esta mujer es tremendamente divertida…Continué contándole a Lola que mi bloqueo desapareció porque creo que hay tener muy poca delicadeza, para soltar a bocajarro y sin piedad tantas incongruencias. Ella me dijo que se rompen más parejas por problemas concernientes al tema sexual que por cualquier otro tipo de enfermedad.Yo lo suscribí mientras me zampaba mi “pasión salvaje” y bebía sorbitos de vino.


El inconveniente que tiene este tipo de eventos, con un grupo de 6 personas, es que puede resultar complicado ponerlas de acuerdo para ir al mismo sitio. Este fue el motivo por el que nuestro pasaporte sólo fue sellado en seis establecimientos y no pudimos entrar en el sorteo de los muchos premios que se sortearían una vez terminado el concurso: Un crucero, un viaje a Logroño (ese tiene premio extra), un TV plasma, una cafetera Krups, un Streap Art valorado en 150 euros, diez conjuntos de lencería valorados en 100 euros y muchos más…
El Ayuntamiento de Fuengirola ha tenido una buena idea para ir sorteando la crisis, porque todos los bares y restaurantes estaban a rebosar y de paso, atraían a gente de fuera que se gastaba su dinerito allí.


En fin, Lola y yo nos quedamos con las ganas de sellar el pasaporte diez veces aunque eso hubiese significado tener que volver a casa reptando. Tampoco pudimos saciar nuestra curiosidad por degustar algunas tapas como “La pechonalidad de la Ponderosa”, “Aquí no hay quien meta” o “Mírame, tócame, cómeme” (esta nos atraía especialmente). Nos salía la risita pensando en llegar al bar La Placita y, cuando nos preguntaran, decir: “¿Qué pasa pisha?”, que era su tapa en concurso. Probar una “Monumental corrida” durante “Nueve semanas y pico” con los “20 centímetros” del “Pitufo cachondo” y “La porra del fraile” en “El pozo del deseo”. Y terminar –por qué no– con “El estoque” y, como guinda, ¡“No la puedo sacar”!. Desde luego, los de la organización se lo han tenido que pasar pipa barajando todos esos nombres de tapas. Y para la gente tal y como está el patio, es un soplo de aire fresco.


Para tranquilizar a mi amiga por su desafortunado incidente con semejante individuo le dije lo que mi amigo Paco me sugirió lo que hay que decir llegado el caso:

"Va te faire enculer par le papous".

No entiendo ni papa de francés, pero pa mí que tiene algo que ver con el verbo “dar” y con el sustantivo “culo”.Continué explicándole que me estoy cuestionando muy seriamente si es cierto o no eso de que las mujeres somos tan complicadas, porque si un macho ibérico se siente ofendido por algo que le dice una hembra (con delicadeza) concerniente a su sexualidad, simplificaría bastante las cosas decirle:

“Mira guapa, no me toques el pito, que me irrito”.

Lo de hacer daño gratuitamente, como que no. Hay que reírse , sobre todo,  de uno mismo. Debe ser por eso que cuando el pavo con el que salí hizo alarde de su exquisita delicadeza, además de su extenso e innecesario soliloquio, me quedé mirándolo y sonriendo pensé:

¡“¿Y tú, primo?, con las gafas…!


En fín, creo que enviaré una sugerencia a los de la Organización de la” Ruta de la tapa erótica”. Habría estado bien alguna como “You can leave your hat on”. Lo mismo la gente se animaba a hacer un streap tease como en la película “Nueve semanas y pico”. Menudo broche para la “ruta”...

A falta de pan…ahí va este enlace


http://youtu.be/kDR2fXoHdQw



Hasta pronto.

Amanda Flores

viernes, 28 de octubre de 2011

SÓLO HICE LO QUE HABÍA QUE HACER












En mi pueblo la huelga de conductores de autobuses dura ya varias semanas. Sus empleados llevan  meses sin cobrar sus nóminas, y, de la misma forma que multitud de empresas han ido a la huelga o han presentados ERE, ERTES o EMES (es un poné), ellos han hecho lo propio.

La diferencia estriba en que a la gente le importa un comino que una empresa que se dedica a fabricar coches o  paneles de energía fotovoltaica se vaya a la mierda, porque no les afecta directamente. En el caso de los autobuses es diferente, ya que cientos de personas dependen de ellos para desplazarse a sus lugares de trabajo, de estudio, o de lo que sea.
La gente los pone a parir mientras ellos no pueden pagar sus hipotecas ni cubrir sus necesidades básicas, más que nada, porque desde hace bastante rato no cobran ni un céntimo. No recuerdo nada parecido desde hace años.
Sin duda, los conductores se han quedado con la copla de lo que hicieron los controladores aéreos y han decido poner en marcha la misma estrategia. Puede que el caos que se originó cuando se pusieron todos los controladores malitos, no parezca, a simple vista, comparable con la huelga de unos humildes conductores de autobuses, pero a la gente tampoco se le pasaba por la cabeza lo que podía ocurrir cuando lo de la burbuja inmobiliaria y mira ya por dónde vamos.

Bandler  y  Grinder (no tienen nada que ver con Banner y Flappy), en su libro “La estructura de la magia”  desarrollan algo llamado “Programación Neurolingüística” Y dejan constancia de que el ser humano capta sólo una parte de la realidad externa, no su totalidad. También recalcan que “cada individuo percibe el mundo a través de una serie de filtros que están constituidos por: la historia personal, la cultura, la pertenencia a un grupo social, las creencias, valores, intereses, y suposiciones”. De esta forma, las personas, cuando toman decisiones lo hacen de acuerdo con el mapa que manejan (o el mapa que poseen).
En esto debía ser experto Steve Jobs. Flipante  como mínimo   es lo que ha originado la muerte de este multimillonario y hombre de empresa calificado como: “sabio”, “visionario de la era digital”, o, como “un héroe popular”.
Otra de las perlas ha sido :“Jobs trabajaba para demostrar que era capaz de convertir sus visiones en realidad.”
Bueno, esto es lo que ocurre con millones de seres anónimos, y, no tanto: Julio Verne, Leonardo da Vinci, o, Chochenaguer por ejemplo, que,  después de ser campeón de culturismo y hartarse de hacer pelis, decidió casarse con una Kennedy y  de camino,  meterse a político. No me extrañaría verlo convertido en Presidente de los Estados Unidos en cero coma. Total, Ronald Reagan lo consiguió sin hacer pesas y con Nancy Reagan como esposa.
Mi hija (criatura adolescente) se disponía a desayunar cuando se me ocurrió preguntarle acerca de qué opinaba sobre la muerte de Steve Jobs. Me contestó sin inmutarse que no le afectaba mucho más que otros sucesos de actualidad y que creía que la reacción del Globo Terráqueo ante su muerte ha sido exagerada.
En síntesis, me dijo: “Creo que era un hombre que simplemente hizo muy bien su trabajo.”
Puede que el secreto de Jobs fuera conectar emocionalmente con la gente y establecer una vinculación sentimental con su producto que, digan lo que digan, fue desarrollado para ganar dinero. Toda una heroicidad.

Irena Sendler, en cambio, no tuvo tanta repercusión mediática.  Durante la Segunda Guerra Mundial consiguió un permiso para trabajar en el Guetto de Varsovia como especialista en alcantarillado y tuberías. Irena pasaba niños escondidos de las maneras más inverosímiles:
En su caja de herramientas, en un saco de arpillera que llevaba en la parte de atrás de su camioneta…Sustituyó la internete, el teléfono móvil y todo ese tipo de chuminás camperas por un perro al que había adiestrado para que ladrara a los soldados nazis cada vez que entraba o salía del Guetto. El perro se ponía como una fiera cuando veía a los soldados nazis, que se acojonaban bastante. Además, con los ladridos del perro, ocultaba los ruidos de los niños.
Con esta revolucionaria técnica, Irena Sendler consiguió sacar y salvar a 2500 niños, de los que mantenía un registro que guardaba enterrado bajo un manzano en el jardín de su vecino, porque vivía  los tiempos de guerra pensando en los tiempos de paz. Tenía “una visión”  y no le bastaba con mantener con vida a aquellos niños. Quería que algún día pudieran recuperar su identidad y sus familias.
A pesar de ser torturada brutalmente por la Gestapo, y condenada a muerte, Irena, no dijo ni mú. Afortunadamente el soldado que la llevaba camino de la ejecución aceptó el soborno de la resistencia (no querían que la ejecutaran con el secreto de la ubicación de los niños), y la dejó escapar.
Al finalizar la guerra ella misma desenterró los frascos y utilizó las notas para encontrar a los 2500 niños que colocó con familias adoptivas.
Irena siempre renunció a verse como una heroína y nunca contó a nadie nada de su vida durante aquellos años. “Solo hice lo que había que hacer, debí salvar a más…” solía decir. Murió en Varsovia en mayo de 2008 a los 98 años, en la habitación de un asilo en la que nunca faltaban ramos de flores y cartas de agradecimiento de todos los rincones del Planeta.
Su candidatura para el premio Nobel de la Paz no pasó de ser una candidatura, y fue Al Gore el que se llevó el gato al agua por unas diapositivas  la mar de monas sobre el calentamiento global. Y  tal vez – por qué no -  como compensación por haberle sido arrebatada por el morro la Presidencia de los Estados Unidos.
Muchas veces uno no puede elegir lo que le toca vivir, pero sí cambiarlo…
Eso precisamente fue lo que pensé el jueves pasado cuando me enteré que la Duquesa de Alba se había casado. Mientras pasaba mi aspiradora , miraba  algunas imágenes en la tele. No podía oír nada pero tampoco hacía falta.

Cayetana Fisyeimsestiuar no tiene ni idea de ordenadores ni salvó a un montón de niños. Su “mérito” ha sido nacer  rica. Tiene una colección de títulos nobiliarios  como para empapelar cualquiera de sus innumerables chozas. Posee más joyas que la reina de Inglaterra, la Baronesa Thyssen y Marujita Diaz juntas, Obras de Arte, y, más kilómetros de tierras que los que recorrió Forres Gump cuando le dio la picá y se puso a correr sin parar como un loco por toda Norteamérica.
Todo un  elenco de “virtudes” que harían de ella una candidata excelente para que mentes calenturientas y envidiosas, o, simplemente  el pueblo, la odiara. Pero resulta que no la odian. La gente se identifica con ella porque dejando a un lado el telerón que llevaba debajo del brazo cuando nació, la consideran un espíritu libre al que le encantan los mercadillos, lo hyppie, los toreros y los gitanos. Porque ha  hecho desde chica lo que le ha salido del moño, sobre todo, en lo referente al Amor. Y eso, tal y cómo está el patio, mola mazo.
En fin, mientras aspiraba mi sofá, vi a una señora de 85 años bailando un corte de mangas en forma de  sevillanas, dentro de una iglesia. Ya fuera, siguió haciendo más cortes de mangas (esta vez por rumbas), y no vaciló en quitarse  las manoletinas (anda que no vaciló…) que llevaba puestas, y zapatear con sus pies descalzos a lo Remedios Amaya.

A lo mejor cuando muera la Duquesa,  su panteón no albergará una frase lapidaria como en la que Irena Sendler  afirmaba “sólo hice lo que había que hacer” pero seguramente, y, sobre todo, desde el jueves pasado, al contrario que con Remedios Amaya, no ha quedado ni un resquicio de duda sobre quién maneja su barca: se ha colocado el mundo por montera, ha repartido a sus vástagos-buitres  su herencia en vida  para que la dejen tranquila, y se ha casado con un pollo 25 años menor que ella que la trata como a una reina.
“Porque tú lo vales, Caye…” parecía susurrar la  tímida sonrisa del novio cuando, su ya esposa, se puso a bailar como una zíngara en medio de una juerga gitana.

Hay mañanas en las que todos los periódicos tienen la misma portada, dependiendo del héroe  o villano que toque. De lo que casi nunca hablan es de los millones de héroes anónimos que, visionarios o no, trabajan duro cada día  para demostrar que son capaces de convertir sus visiones, o,  a falta de éstas, sus Sueños, en Realidad. Y si  eso no es posible, al menos poder decir: “Sólo hice lo que había que hacer”. A lo mejor es porque eso no vende…

En éstas me encontraba pasando la aspiradora, cuando la niña después de ponerse como el Quico de cereales con leche, va y me suelta:
“Mamá, Apple se ha quedado como España: sin “jobs”.
 Para que luego digan que los adolescentes no cavilan...

Hasta pronto


Amanda Flores